>Una firma en bancarrota fue el objeto de un rescate por algunos funcionarios que ocupaban puestos varios. uno era Amado Boudou, que era entonces todavía ministro de economía, quien, de manera creciente, tuvo un papel decisivo -de modo poco visibleen una negociación, que era poco compatible con su pública función. Dicha firma-una impresora- (quizás la más importante) imprimía entre otras...

Según los Economistas que protege nuestros bienes, el destino está jugado, aunque a veces no conviene; porque a grandes inversores la interferencia de estado les provoca mucho enojo siendo que los funcionarios, cambian leyes a su antojo (y hacen cosas mucho peores afirman los detractores) Es esto lo que pasó: Casi todos los bonistas se tuvieron que tragar una...