Se Alquila

Hubo amenazas y alertas
de lo que sería un futuro
sin negocios! sin ofertas!
…un panorama muy duro,
con esperanzas inciertas.
Y así pasaron los años,
y siempre, al salir de casa,
pendientes de esa amenaza,
mirábamos aliviados
viendo ese algo que… no pasa…
Recuerdo la novedad
de ese anuncio de ficción
que hoy se ha vuelto realidad:
“no podremos ya comprar
                                         ni guantes ni un delantal                                           
ni zapatos de ballet…
Desde ahora en adelante
habrá que usar internet.
No podía suceder,
sin embargo…sucedió,
La deserción fué total
con negocios tan vacíos
como en los tiempos de guerra
y un silencio ya anunciando
otro vecindario en quiebra,
y no pasó gradualmente,
sino todo de un tirón:
sin embargo…sucedió,
Hasta bancos y correos
casi desaparecieron
dentro de esta migración.
¡Cuanta desesperación!
Queda por investigar
¿que habrá en los puestos vacíos?
¿mas reajustes suburbanos,
o refugios de marcianos?
Ya, comprar en los negocios
es algo que no se estila
y hoy lo único que vemos
son carteles de “SE ALQUILA?