Clarín

Dijo el guionista novato
al productor veterano,
“Quiero contarle mi idea
para un film con gran suspenso,
un argumento muy denso
y un fascinante relato…”
”A ver”-dijo el productor-
“dame una corta versión”
(con el aire descreído
que afectan los productores
cuando ya todo han oído):
Siguió el guionista novato:
que, respondiendo a ese reto
le contestó en modo escueto:
“Es la historia de Clarín,
periódico nacional,
que, en una saga sin fin,
llega a dominar los medios
de la comunicación”
”la historia de un monopolio,
que desde su fundación,
sigue en constante expansión,
litigando con gobiernos,
con los conflictos eternos
que ocurren en sucesión:
tensión con la presidenta,
y agravios- más de la cuenta,
para plantear al final
ese Plan de Adecuación,
que se acaba de aprobar”
“Tiene muchos ingredientes
para una obra de ficción
inspirado en la verdad
con diálogo inteligente
y visos de realidad”
“Y a quien puede interesar
esta historia tan dudosa?”
le preguntó el veterano
con un gesto de desgano…
El guionista prosiguió
con entusiasmo infinito
“¡¡Podría ser la maravilla
de un éxito de taquilla!!”
“tiene escándalo y delito
y política y tevé,
y acción y conspiración,
y traición y mala fé:
y la oscura adquisición
de la empresa Papel Prensa
– una historia superdensa,
mientras se va complicando,
y va cobrando sentido…”
…………………………………………….
el guionista seguía hablando
pero ya nadie escuchaba…..
El productor se había ido…..
murmurando ¡que aburrido!”