43 Estudiantes

43 estudiantes
en Iguala secuestrados
han sido descuartizados.
Y aunque se da por sentado
la vinculación del crimen
con la violencia reinante
del poder municipal,
surge la ira colectiva
y el descontento social
de una manera alarmante,
tanto por manifestantes
como en la opinión mundial.
El actual procurador
del gobierno mejicano
escuchando la pregunta
¡queremos saber quien fué!
sobre víctimas presuntas,
responde en tono agobiado
la frase “ya me cansé”
que grabada en la memoria
de esta aterradora historia
de venganza y mala fé,
representa un episodio
del que Iguala es un ejemplo
en que se sigue arrastrando
el pecado original
que es la impunidad política.
del poder municipal
bien sea de izquierda o derecha,
ya que en sus instituciones
enemigas de la paz
hay leyes tan carcomidas
que en verdad, no existen más.
El poder presidencial
viendose debilitado
por el agudo problema
de las acciones corruptas
que el poder local empuja
se refugia en su burbuja
acudiendo a la evasión:
Esto es asunto de Iguala
no tenemos tanto alcance
el estado de Guerrero
saldrá solo de este trance.
Una difícil gestión
que ya no está en nuestras manos
no tenemos tanto alcance
Y además “ya nos cansamos!